Atardecer Asfaltal

En la esquina del parque
un Marx crucificado
madera, mármol, piedra
En sus ojos de líquido blanco
semen de la misericordia
bailan escorpiones que con la lluvia
llenan las grietas del barrio

¡Oríllate! hay barrotes
en las palmas de los mendigos
y algodones de azúcar en las alforjas del mal

Mientras ojivas de luz
con la palabra elegía
florecen en la sombra
Los candelabros desvisten
secretos que rezan
y Perséfones de fuero interno
dejan cosas en los puentes

La calle del Pecado Original
la calle, única, expectante

Agujas del orden,
fuegos carcelarios,
pasajeros de rodillas
¡A votar!
Púlpito de economistas,
pecados de farmacia,
eucaristía de papel periódico

Una úvula ajena en las antenas
campanas de murciélagos de hollín
apura la calle labrada por los pasos
la calle, la calle

Atardecer asfaltal
en el bozal la gloria
y a llorar
por el celular,
por las urnas, por los aeropuertos
Por tu culpa, Lucifer, ¿dónde estás!?
hay pus en el mecanismo
y jamás podré salir de la ciudad.

Poemas:

Rey de Saturno

Déjame

Antes

Cuervos

Ventanas

Dormirás Tus Ojos en los Míos

Pausa

Hundido a Cuatro Manos

Tactss

Profecía

Atardecer Asfaltal

Oruga Obsidiana

Regalo Psicodélico